Saltar al contenido
Aves Exóticas

Comida para pájaros

La salud de las aves domésticas está muy influenciada por la alimentación. La comida que comen les aportan proteínas, vitaminas y minerales que son imprescindibles para garantizar su buena salud y una larga vida. Por ello, a la hora de comprar comida para pájaros es necesarios que esta sea de calidad y prestar mucha atención al tipo de comida que le compramos según la especie.

Comida para pájaros en oferta

¿Qué comen los pájaros?

La mayor parte de la dieta de un pájaro domésticos está compuesta por una mezcla de semillas (trigo, cáñamo, mijo, panizo…). No obstante, no todas las especies de pájaros comen los mismos tipos de semillas.

En nuestro catálogo encontrarás alimentos para diferentes aves domésticas y exóticas, desde comida para canarios que ayudarán a cuidar de su plumaje o comida para loros que le aportarán todas las vitaminas que necesitan para desarrollarse y tener una vida larga y próspera.

Hay que complementar la dieta de un ave doméstica

Los pájaros no solo se alimentan de semillas. Hay que complementar su alimentación con algunas frutas y verduras frescas. Claro que esto dependerá de según qué aves. Por ejemplo, las aves más grandes, como los loros o guacamayos, precisan de dos o tres piezas de fruta al día junto con el compuesto de semillas que le pongas en su comedero.

En cambio, los animales más pequeños la ración es mucho menor, y no todos aceptan piezas de frutas como sucede con las palomas. Además, no todos los tipos de frutas y verduras son adecuadas para las aves, ya que puede perjudicar a sus músculos. Lechuga, manzana, pera, col… son algunos de los alimentos que puedes comprar en tienda.

Todo tiene que ser fresco y bien lavado

Aparte de las semillas, cuando le vayas a dar fruta y verdura asegúrate de haberlo limpiado previamente con bastante agua para eliminar cualquier resto de impurezas. Comprueba que todo está en buen estado, pues la mayoría de parásitos internos las aves las adquieren a través de los alimentos.

Cuando tu ave haya terminado de comer, retira inmediatamente lo que ha dejado de la fruta o verdura de la jaula, porque sino se pudrirá rápidamente y eso no es bueno para la salud del ave. Lo mejor es que lo acostumbres a comérselo en un plato para que sea fácil de limpiar.

¿Cuántas veces al día come un ave?

Al contrario de lo que suele suceder con otros animales domésticos como gatos o perros, las aves son muy buenas racionando su comida, ya que lo llevan en los genes. No obstante, como su dueño tienes que cumplir una tarea muy importante: cambiarle la comida del comedero. Puedes dejarle una buena ración por la mañana y ella sola se racionará la alimentación hasta la noche. Aunque lo más recomendable es ponerle nueva por la mañana y por la noche.

Con los ejemplares más grandes ya es otra historia. Dado que consumen mayor cantidad de alimento, precisarás de estar más atento a como de lleno está su comedero, porque sino podría acabar perdiendo peso rápidamente por el hambre.

Compra siempre comida de calidad

En el catálogo de nuestra tienda online encontrarás solo comida para pájaros de primera calidad. No debes lanzarte a un producto barato, porque eso solo perjudicará la salud de tu ave.

La comida perfecta de un pájaro tiene que estar compuesta por la cantidad adecuada de grasas, vitaminas, minerales y proteínas. Piensa que si tu pájaro pasa mucho tiempo encerrado en la jaula, y le das comida cargada de grasas, esto solo provocará que engorde.

¿Se le puede dar otro tipo de alimento?

Algunas especies de aves son más tolerantes que otras a otro tipo de alimento que no sean frutas, verduras y compuesto de semillas. Por ejemplo, los patos solo se alimentan de verduras acuáticas que tendrás que comprar en una tienda especializada, pero hay una especie de pato que también puede comer carne.

Las palomas es muy típico verlas por la calle comiendo pan. El pan, aunque no es muy recomendable, en pequeñas raciones está bien para especies pequeñas como los periquitos, canarios o agapornis. Pero hay que darlas en raciones muy pequeñas. Si es un ave más grande, tendrás que pensar en darle, y con limitación de una vez por semana, un trozo de pan para que él solo se lo racione.

Recuerda, siempre tienes que comprar alimento de calidad para tu ave, y puedes encontrar muy buenos ofertas. Alimentarla con la comida adecuada no te tiene porque salir caro si sabes bien dónde buscar.

Aves exóticas, una alimentación diferente

Si bien es cierto que las aves exóticas se han convertido en los pájaros domésticos favoritos de muchos, hay que andarse con mucho ojo a la hora de adquirir una.

La mayoría de estas aves no tienen una alimentación muy diferente a la de aves de Europa. No obstante, la cosa cambia cuando se tratan de especies americanas o sudafricanas. Estas especies están acostumbradas a un tipo de fruto muy concreto, que no se puede comprar en cualquier tienda o importar. Por ello, tienen una tasa de mortalidad tan alta. Si vas a adquirir un ave exótica, asegúrate de que podrás conseguir el alimento para esta sin complicaciones.

¿Insectos? ¿Son recomendables?

Algunas especies de ave tienen los insectos como principal fuente de alimento. Por ejemplo, algunas especies de lechuzas o los pichones. Una alimentación que les aportan muchos nutrientes, especialmente en sus primeros meses de vida.

En las tiendas es fácil encontrar algunos alimentos que está compuesto por mezcla de larvas, lombrices y otros tipos de insectos invertebrados. No obstante, a algunos animales les gusta comer el animal vivo, por lo que habría que obtener algunos insectos y meterlos en la jaula para que el pájaro pueda cazarlos. Es una opción muy buena para ellos, porque así ejercitan el cuerpo y las alas. Sin embargo, esto requerirá de una mayor limpieza, porque quedarán muchos restos del insecto por el suelo de la jaula.

¿Qué tipo de alimento darle a las aves rapaces?

Con las aves rapaces, la alimentación es algo ya más complicado. Águilas, halcones, búhos, lechuzas, cuervos… pueden ser una excelente opción como ave doméstica. No obstante, puede haber muchos problemas a la hora de alimentarlos.

Estas aves llevan la caza en sus genes, y requieren de la caza para sentirse realizadas. Así pues, al menos un 40% de su alimentación anual debe consistir en presas vivas que cacen fuera de sus jaulas. Muchos adiestradores y dueños de aves rapaces sueltan a sus aves durante el día, para que vayan a buscar sus propias presas. Pero si no dispones de un campo o un espacio abierto para que lo haga, igual deberías plantearte en darle presas vivas en la jaula.

La carne fresca puede ser una buena sustituta, pero solo será temporal. Un ave rapaz precisa de ir a buscar la comida fresca, cazarla y acabar con ella con sus propias garras para después comerla. Tendrás que encontrar la forma de que puedan salir de caza y disfrutar de la experiencia.

¿Qué hacer con las aves acuáticas?

Las aves acuáticas, como patos, cisnes, gansos y demás no se alimentan solo de insectos acuáticos y crustáceos. El 95% de su dieta está compuesta por plantas acuáticas, mayoritariamente las que se encuentran en el fondo de los estanques.

En el caso de que tengas alguna de estas aves como mascota, tendrás que tener un estanque con estas plantas para que las puedan sacar por su cuenta. Otra opción es comprar este tipo de alimento enlatado. Pero siempre tendrá que ser de primera calidad, porque este alimento les aporta muchas proteínas.

¿Y si quieres alimentar aves salvajes?

Algunas veces sucede que, en tu finca o jardín se asienta una familia de aves salvajes. Un caso típico, por ejemplo, es el de los colibrís. En estos casos, ayudarles a alimentarse es una forma de cuidar de estas pequeñas aves de manera indirecta.

Para los colibríes, por ejemplo, se puede poner un comedero (o hacerlo casero), del que fluya el néctar y así puedan conseguirlo fácilmente. Si tienes pichones, lechuzas u otra especie de ave viviendo en tu jardín, tendrías que ponerle un comedero con un completo combinado de semillas, en un comedor con el que tenga fácil acceso para alimentarse bien.

Alterna entre la alimentación principal y la complementaria

Recuerda que las aves que pasan mucho tiempo encerradas en su jaula tienden a sufrir de sobrepeso. Por ello, es importante que sepas complementar bien entre su alimento principal y la complementaria.

Al menos una vez al día dale alguna pieza de fruta o de verdura, siempre fresca, como alimento complementario. Luego, con el fin de establecer un vínculo entre amo y mascota, dale alguna chuchería o snack. Es importante este tipo de “añadido” a su alimentación, porque ayuda a que el ave se sienta más apreciada. No obstante, la chuchería limítala a un par de veces por semana, para que el pájaro no se acostumbre.

Cuando saques al pájaro de la jaula, es posible que salga volando para estirar las alas. Es bueno, porque así conoce el entorno y puede acostumbrarse a él más fácilmente. No obstante, intenta que no vaya a una sala en la que tenga acceso a comida. Algunas especies, como los loros, pueden comer casi de todo, y si prueban algo mucho mejor que su combinado de semillas puede que no las quieran volver a comer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *