Saltar al contenido
Aves Exóticas

Cuervos

El cuervo, para algunos un símbolo de buen presagio, para otros una señal de mal augurio. Algunos les temen, otros tienen mucha curiosidad por tener esta ave en su poder. No obstante, ¿de verdad un cuervo puede ser mascota?

Tipos de cuervos

 

Características generales de los cuervos

Una de las principales características de los cuervos es que el color de su plumaje suele ser, en la mayoría de los casos, completamente negro, así como su pico y sus patas. Una característica que les ha hecho pasar a lo largo de la historia a través de muchas culturas de diferentes formas.

Sin embargo, no hay que dejarse engañar, ya que también hay cuervos que tienen partes de su cuerpo con plumas de otro color que no es el negro, como el color blanco. No son subespecies, sino que han sido reconocidas como especies en si mismas. Todo depende de la ubicación en la que se encuentre el ave.

Su área de distribución engloba a casi todo el planeta, por lo que se pueden hablar de decenas de especies de cuervos. Suelen tener todos el mismo tamaño, de unos 25 – 35 cm, y las diferencias entre la hembra y el macho rara vez es visible. Por norma general, para conocer su sexo hay que recurrir a una prueba de ADN.

¿Cuánto vive un cuervo?

Lo cierto es que la esperanza de vida de un cuervo no es demasiado larga en comparación con otras aves como las águilas, los loros o los agarponis. En libertad, un cuervo puede sobrevivir durante unos 6 – 8 años.

En cambio, un ejemplar que viva en cautividad puede vivir entre 11-12 años, habiendo muy pocos casos registrados en los que se haya tenido un cuervo que supere los 15 años de edad.

¿Realmente se puede tener un cuervo como mascota?

Lo cierto es que se ha convertido en el ave de moda en los últimos años gracias a la popular serie Juego de Tronos de HBO, en la que son utilizados como aves de mensajería.

No fue hasta finales del 2009 cuando comenzaron algunos a tener un cuervo como ave de compañía, pero no fue hasta la aparición de esta serie que comenzó el auténtico boom de los cuervos mascota.

¿Y cuál es su comportamiento?

En realidad, el carácter de un cuervo dependerá mucho de la especie a la que pertenezca. Los cuervos son animales muy inteligentes, tanto o más que los loros y los guacamayos. De hecho, muchos expertos en la avicultura los considera las aves más inteligentes del mundo. Dos de sus rasgos es que son muy astutos y audaces. Además, su cerebro es el más grande de las aves.

Un ejemplo de su inteligencia, es como son capaces de conseguir su alimento. Se han visto algunos cuervos que colocan frutos secos, cuyas cáscaras no pueden romper con el pico, en las carreteras para que los coches pasen por encima y las rompan. O usando un palo como herramienta para comer insectos.

En lo que se refiere a su carácter, puede ser un ave muy sociable pero también muy peligrosa. Por norma general no tiene muchos problemas a la hora de relacionarse con otras aves, no obstante, si alguna invade su territorio o intenta quitarle la comida, puede ser muy violenta. En lo referente con los seres humanos, no puede haber un pájaro más sociable que los cuervos. Han vivido junto a ellos durante siglos y han sido utilizados como aves mensajes o como una herramienta para eliminar plagas.

Su lenguaje es el más complejo dentro de las aves. A una persona normal le puede parecer que los sonidos que emiten son todos iguales, pero lo cierto es que son diferentes señales que usan para comunicarse entre si. Es una especie de ave que puede identificar y reproducir sonidos (de hecho algunos han podido enseñar algunas palabras a sus cuervos) y dar avisos cuando creen que hay peligro.

¿Cómo tiene que ser la jaula de un cuervo?

Lo primero a tener en cuenta, es que el cuervo es un ave que se aclimata muy bien a los cambios. Pero a la hora de tener uno en cautividad, lo mejor es que se haya criado desde que estaba en el huevo para que no haya problemas de que pueda ser violento.

Generalmente, cuando se muestran las jaulas de los cuervos en series y películas, estás son ovaladas. Es un claro ejemplo de que tipo de jaula no hay que comprar para un cuervo. Esta tiene que ser cuadrada y grande. Si se puede tener una muy grande, en la que quepa una persona junto con las aves mejor que mejor. Debe tener ramas naturales y alguna vegetación con la que el cuervo se sienta cómodo y pueda moverse.

Hay que tener mucho cuidado con las medidas de seguridad de la jaula. El cuervo es un animal astuto y aprende rápido a abrir las puertas de las jaulas. Por ello evita sistemas sencillos. Tampoco tengas comederos y bebederos que se pongan a través de puertas, porque les darás a los cuervos una posible vía de escape.

En el suelo de la jaula tiene que haber tierra u hollín para que después no te cueste mucho limpiar de heces la jaula de tu cuervo. Por otro lado, le puedes poner algunos espejos en la jaula que le permitirán ver lo que hay en lugares que no le alcanza la vista con los ojos.

Si capturo un cuervo, ¿lo puedo tener como mascota?

Al igual que otras aves, si se quiere tener como ave doméstica no hay que capturarlo cuando está en libertad. Los cuervos pueden llegar a ser muy sociables, pero también son animales que pueden llegar a ser muy violentos.

Si de pronto se despierta dentro de una jaula, se asustará mucho y no parará de intentar atacarte cuando te acerques a la jaula. Además, de que no parará de intentar escaparse de esta.

¿Es cierto que los cuervos roban objetos brillantes?

Muchos son los mitos que rondan alrededor al hecho de que a los cuervos les encantan las cosas brillantes. Así se ha representado en diferentes obras como Tintín, videojuegos, películas y novelas.

De todas las especies de cuervo que lo hacen, la urraca es la más común en ser representada de esta forma. Sin embargo, en realidad esta ave no se siente atraída por cosas brillantes como les pasa a otras aves. Simplemente se extendió el mito por algunas veces que el ave se atrevió a realizar este acto en presencia de personas.

¿Qué comen los cuervos?

Los cuervos son animales omnívoros, como los seres humanos. Pueden comer tanto carne como una dieta vegetal.

Su alimentación carnívora es la más representada en la cultura popular, motivo por el que mucha gente les teme. Por norma general son tratados como aves rapaces de carroña, pero lo cierto es que también se alimentan de seres vivos que ellos mismos cazan. Su alimentación de carne va desde pequeños insectos, lombrices, arañas… a animales más grandes como sapos, ranas, serpientes, ratones, conejos y algunos pájaros. Los cuervos también se alimentan de crías y de huevos, y en algunos casos se les ha visto alimentándose de sus propias crías. Otro de sus alimentos pueden ser los peces, los moluscos y crustáceos en las especies que viven cerca de las costas.

En lo que se refiere a su alimentación vegetal, puede consumir cereales, bayas, frutas y frutos secos. Algunas veces consumen las heces de otros animales para tomar las partes no digeridas en estos residuos. También consumen mucho la placenta de ganado que queda en los montes tras haber nacido las crías.

Los cuervos dentro de la cultura

Una de las razones por la que los cuervos han tenido tanta relación con los seres humanos, es porque en la cultura siempre se les ha dado mucha importancia. Por ejemplo, en algunas culturas y mitos, el cuervo es considerado como un animal que es un mediador entre la vida y la muerte, así como el coyote. En la Biblia hay muchos relatos en los que se hace referencia a esta ave.

En la mitología griega, nórdica… e incluso en la cultura azteca e india se ha dado mucha importancia a esta fabulosa ave. No obstante, durante muchos años se relacionó con el mundo de la brujería, y si había alguna mujer que tuviera en su posesión un cuervo o una urraca, esta era considerada una bruja.

Un ejemplo de ello lo podemos ver en la película La bella durmiente de Disney, en la que Maléfica posee una urraca como ave de compañía, mientras que el mango Merlín, de la película Merlín el encantador, posee un búho como ave de compañía, que se relacionaba más con los magos y brujos.

En la literatura también han sido representados en varias ocasiones, como el poema “El Cuervo” de Edgar Allan Poe, en la que representa su gran capacidad para comunicarse. Pero la obra que más fama ha hecho ganar a esta ave ha sido la saga Canción de Hielo y Fuego, y su posterior adaptación televisiva Juego de tronos, en la que los cuervos son utilizados como ave mensajera, tal y como se hacía antiguamente.

Pero dónde han conseguido gran protagonismo ha sido en el mundo de los videojuegos de terror. Generalmente, la presencia de cuervos se relaciona con la “presencia del mal”. En la popular saga Resident Evil los cuervos eran uno de los enemigos a batir y siempre aparecían cerca de donde habían enemigos. En los lugares más sombríos de los videojuegos siempre están posados sobre árboles, indicando “la desesperación y la destrucción del lugar”.

¿Cómo se reproducen los cuervos?

La época de reproducción de esta especie suele darse en los últimos meses del invierno. La hembra y el macho construirán un nido sobre las ramas de un árbol o en un lugar elevado, en el que se encuentren protegidos de posibles depredadores y procederá a poner de 4 a 6 huevos, con un día de diferencia entre cada uno.

Durante 21 días, los huevos serán incubados por ambos padres, dejando así libre a uno de ellos para que pueda ir a buscar comida para ellos y los futuros hijos. Una vez han nacido los polluelos, durante tres meses los padres las alimentarán con carne, comida vegetal y lombrices. No abandonarán el nido hasta cumplir los dos o tres meses de vida. Es posible que durante los primeros días no se atrevan a abandonar el nido.

Una vez que abandonan el nido, comienzan una vida solitaria de dos a tres años, tiempo en el que tardan en alcanzar la madurez sexual y preocuparse por encontrar una pareja. En el caso de tener esta ave en cautividad, se puede construir una caja nido sobre alguna de las ramas, pero lo mejor es darle los materiales al ave para que sean los padres quienes lo construyen.

¿Es una especie que se encuentre en peligro?

El cuervo en realidad no se encuentra actualmente en una situación peligrosa. Aunque si que es cierto que hay algunos que están en situaciones de riesgo, como el corvus florentis que está en peligro de extinción, el corvus kubaryi que está en peligro crítico como el corvus unicolor o el cuervo de cuello blanco que tiene la situación de vulnerable.

Las principales causas de la desaparición de algunas especies se debe a la deforestación, así como la caza ilegal de la especie y la colisión con cables aéreos. Otras razones es porque al alimentarse de carne, pueden comer alguna presa que esté enferma y fallecer. En otras regiones se les siguen considerado alimañas o aves de mal augurio, por lo que son cazados.

Además, se dice que la carne de cuervo es muy rica, no solo en sabor, sino también proteínas y nutrientes. Tiene menos grasas que la carne de cerdo y en algunos regiones se cazan para usarla.

¿Se puede adiestrar a un cuervo?

Bien es cierto que los cuervos no son animales que se suelan utilizar en la cetrería como los halcones, búhos o águilas. Sin embargo, si que se les puede adiestrar. La edad ideal es entre los dos y tres meses de edad. Pero antes de comenzar el adiestramiento, el cuervo debe haberse acostumbrado a alimentarse de tu mano desde temprana edad.

Ya pasada la etapa de pollo, comenzará a posarse y levantarse sobre las patas. Esa será tu señal para iniciarlos en el posado sobre perchas, palos o incluso sobre tu mano. Gracias a esto, poco a poco va ejercitando los músculos y consiguiendo fuerza en las garras.

¿Te preguntas que puedes necesitar para adiestrar a un cuervo? Lo primero de todo es un guante de cuero, similar al que se usa con los halcones y águilas. Dos pihuelas de cuero y dos muñequeras que irán alrededor de sus patas. Hay que ponérselos en cuánto comiencen a posarse, para que se vaya acostumbrando a ellas. Una vez que se haya acostumbrado, une una lonja, con un poco de cordel o hilo de un groso que no supere los 0,5 mm de diámetro a las pihuelas en un extremo y a la percha. Ahora el cuervo ya está equipado para comenzar con el entrenamiento. El cordel no debe ser superior a los 30 cm.

Lo primero de todo es acostumbrar al cuervo a pasear, llevándolo sobre el puño. Acariciarlo mientras se camina, hablarle, darle un poco de comer… oyendo la voz del dueño y teniendo contacto con él se sentirá cómodo en un ambiente que le resultará desconocido. Aunque te parezca que se vaya a caer, de vez en cuando mueve el puño. Si se cae, no pasa nada, porque así se acostumbra a aletear y aprende a que tiene que volar en dirección a tu puño para regresar a ti.

Pasará el tiempo y el ave empezará a volar. Entonces habrá que sacarlo una o dos veces por semana, para que pueda hacer ejercicio. La jaula también tiene que ser grande para que pueda estirar las alas. Es un trabajo que requiere de horas de dedicación y repetición. Una vez que el ave ya haya adquirido confianza con su dueño y empieza a obedecer las órdenes, es el momento de soltarlo en un espacio abierto, pero con el hilo o la cuerda de bastante distancia para que el ave pueda volar con calma.

¿De verdad pueden los cuervos aprender a hablar?

Si pensabas que los loros, los guacamayos y los papagayos eran los únicos capaces de reproducir palabras humanas, estabas muy equivocado. Lo habrás visto mucho en los dibujos animados y en algunas películas: algunos miembros que pertenecen a la familia de los cuervos hablan.

Y es cierto, los cuervos pueden aprender palabras humanas. De hecho, pueden reproducirlas mejor que cualquier otro tipo de ave. No obstante, el tiempo que hay que dedicarle para que un cuervo aprenda a hablar requiere de mucho trabajo y dedicación. Aunque, en muy contadas ocasiones, debido a que son tan inteligentes son capaces de reproducir palabras y sonidos que hayan oído mucho.

¿Qué hay que tener en cuenta antes de coger un cuervo como mascota?

Tomar la decisión de tener un cuervo como mascota no es algo que hay que tomarse a la ligera, ya que requiere de unos cuidados muy específicos. Ten en cuenta estas consideraciones antes de decidir adquirir uno:

  • Es un animal que requiere de una gran inversión, sobre todo por su alimentación y por el tipo de jaula que necesitan para sobrevivir.
  • Su sonido puede ser muy molesto por las noches y podría molestar a la familia y los vecinos.
  • Llegada a cierta edad, y cuando han tenido mucho contacto con el dueño, se vuelven muy cariñosos y te pedirán que les hagas caso.
  • Son aves muy inteligentes, así que no puedes tener en casa una jaula con un mecanismo sencillo o se podrían escapar.
  • No tienen problemas de estar con otras aves, pero es mejor que solo tengas una jaula con cuervos y las otras especies estén en una jaula diferente.
  • Si lo sacas fuera de la jaula, vigila a los otros animales o podrían pelearse entre si.